Tamaulipas.- El Gobierno de la ciudad de Nuevo Laredo, a través de la Dirección de Salud, ha trabajado en medidas preventivas y de atención por la pandemia de COVID-19 y la nueva variante Ómicron, del que ya se ha confirmado el primer caso en México, por lo que recomiendan a la ciudadanía mantener las medidas de prevención, informó la alcaldesa Carmen Lilia Canturosas.

“Espero que esta cuarta ola no nos pegue, muchos doctores se hicieron especialistas en COVID y esperamos hacer una ruta de trabajo donde podamos estar más organizados” , señaló la edil.

Desde octubre se tomaron acciones para prevenir y bajar la cantidad de contagios, fomentando las vacunaciones federales y aplicándolas en distintas zonas de Nuevo Laredo para la accesibilidad de los ciudadanos.

La alcaldesa logró gestionar con el gobierno de Laredo, Texas y su autoridad médica, Victor Treviño, la donación de vacunas aplicando hasta la fecha 13 mil 800 dosis en el Puente Internacional Solidaridad-Colombia y se aplicarán otras 10 mil más en la mega jornada de vacunación que iniciará el 6 de diciembre

También se apoya a los ciudadanos con pruebas rápidas de COVID-19, con previa valoración, en las Brigadas Médico Asistencial de cada miércoles «cuando llegamos a tener un caso positivo en las brigadas, también trabajamos con los familiares o contactos del paciente y les ayudamos con medicamentos”, comentó la Directora de Salud Municipal, Liliana Arjona.

La Directora agregó que las medidas de prevención persistirán para evitar afectaciones graves por la nueva variante, por lo que no hay que bajar la guardia en esta época de festividades y de ser posible, buscar una dosis de refuerzo para estar más protegido ante este padecimiento.

Cabe señalar que Nuevo Laredo es la frontera más importante entre Tamaulipas y Texas, incluso desde hace unos días el gobierno de la entidad dio a conocer que las fronteras, puertos y aeropuertos tendrían un reforzamiento en las medidas sanitarias. (heraldodemexico.com.mx)