Tamaulipas.- El gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, rechazó hoy tener una relación con la delincuencia organizada y, en concreto, “que un cartel” haya financiado su campaña electoral.

A través de un comunicado, el morenista se refirió a los documentos publicados ayer por el columnista Héctor de Mauleón, así como a la fotografía en la que aparece con Gerardo Teodoro Vázquez Barrera, “El Gerry”, los dos marinos actualmente reputados como desaparecidos y que presuntamente eran escoltas del senador José Narro, quien también aparece en la mencionada imagen.

«Esa fotografía donde aparecen fue ocasional. Llegaron y pidieron una foto tras saludar al senador Narro, con quien yo tenía agendada una comida», expone.

Ayer, el PAN nacional exigió una investigación profunda sobre el caso que, además del supuesto financiamiento del llamado Cártel del Noreste a Villarreal Anaya, implicaría envío de fondos para la campaña del próximo año en el Estado de México.

En su posicionamiento, el gobernador electo de Tamaulipas expuso que no tiene ni puede aportar datos sobre la presunta desaparición de los marinos y que es la propia secretaría del ramo, quien tendría que informar al respecto, así como la Embajada, cuyo titular Ken Salazar fue quien supuestamente envió los cables al Departamento de Estado norteamericano, la que debe aclarar el asunto.

Villarreal Anaya es persistente en desmentir que tenga relación con la delincuencia y agrega:

Cualquier información que pretenda involucrarme con es completamente infundada y tiene como único propósito distorsionar la verdad buscando producir un daño en mi reputación y en mi condición de gobernador electo de Tamaulipas.

“Esta es la metodología injuriosa e inútil que a lo largo de toda la campaña intentaron contra mi candidatura. Lo siguen haciendo porque los que están detrás de la difusión de estas informaciones saben que muy pronto deberán rendir cuentas sobre una gestión pública impresentable, y respecto a la cual quieren obtener una impunidad que no van a lograr”.

Tras un largo alegato sobre honestidad, transparencia y rendición de cuentas, Américo Villarreal acusa sin mencionar nombres a “aquellos que no saben perder”, que “trataron de robarse la elección del 5 de junio”, cuyo gobierno está a punto de terminar, quienes “han saqueado y destruido” Tamaulipas”.

Como se sabe, el PAN ha llevado el asunto hasta su última instancia, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que se espera otorgue el fallo final sobre la elección tamaulipeca el próximo 27 de septiembre, apenas tres días antes de la toma de posesión prevista constitucionalmente para el 1 de octubre. (Proceso.com.mx)