Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Mil 400 migrantes, en su mayoría de Haití, se trasladaron de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a Monterrey, Nuevo León, durante este fin de semana; los migrantes absorbieron el gasto de su viaje en autobús.

El gobierno municipal de Nuevo Laredo apoyó a quienes no cuentan con recursos para pagar su boleto de regreso. Hay que señalar que un importante número de migrantes con permiso de estancia en México ha adquirido un empleo temporal.

En los refugios donde se está atendiendo el fenómeno migratorio se instalaron estaciones de hidratación para evitar algún golpe de calor. Además, en cada refugio hay visita de brigadas médicas, así como apoyo de diversas secretarías municipales para apoyar a migrantes.

La Diócesis De Nuevo Laredo ha apoyado para ofrecer también sus albergues, así lo confirmó Secretario del Ayuntamiento, Juan Angel Martínez Salazar.

«Hemos trabajado sin descanso con la Dirección de Protección Civil, Vinculación Social, Diócesis e Instituto Nacional de Migración para apoyarlos y que tengan una estancia digna”, señaló.

Por su parte, el Director de Protección Civil y Bomberos, Humberto Fernández Diez de Pinos, declaró que «ha bajado el número de personas en el albergue y en gran medida es porque ellos se trasladan por sus propios medios hacia Monterrey , Nuevo León; del jueves al domingo de la semana pasada salieron mil 400 y apoyaremos con autobuses a quienes quieran trasladarse pero no tengan el medio”. (heraldodemexico.com.mx)