Reynosa, Tamaulipas.- Héctor Silva, director del albergue para migrantes “Senda de Vida”, pidió a la población de Tamaulipas su apoyo en el suministro de insumos y alimentos para poder sortear la severa crisis migratoria que se está sufriendo en esta frontera.

Es realmente difícil, y sí, prescindimos de toda la ayuda que nos quieran proporcionar”, dijo en entrevista.

El pastor reveló un aumento del 6 por ciento en la población que tenía en días anteriores.

La semana pasada contábamos con 378 personas, pero hasta este día (jueves) tenemos una cifra de 400, entre los cuales hay 78 niños”, detalló.

Explicó que el albergue tiene una capacidad para 200 personas, pero ante la oleada de migrantes que se ha estado dando “estamos arriba de la normalidad”.

En el albergue hay gente de Centroamérica, Sudamérica, africanos y hasta rusos.

Aclaró que la llegada de las personas no ha sido por caravanas, sino en grupos de familias.

Algunas tienen la capacidad de poder llegar a hospedarse a un hotel, pero ante el temor fundado de que puedan ser secuestrados por cárteles de la droga han decidido mejor buscar la protección del pastor.

El factor que más nos preocupa son los niños. Siento que ellos deben recibir todas las atenciones necesarias”, comentó.

Silva aceptó que el DIF Estatal les está brindando apoyo, pero desgraciadamente es insuficiente, por lo que se ha visto en la necesidad de lanzar una llamada de auxilio a la población.

Puntualizo que para aquellos que estén interesados pueden comunicarse al celular 8992256086 o al correo electrónico msendadevida@yahoo.es (Excélsior.com.mx)