Tamaulipas.- Las lluvias que trajo consigo el frente frío número 45 ha sido lo mejor que le ha pasado al campo tamaulipeco en este último año, puesto que prácticamente los sembradíos de 732 mil 636 hectáreas fueron regados.

«Durante este temporal lluvioso se tuvieron lluvias muy benéficas que ayudaron a combatir el fuego, humedecer y cargar algunos acuíferos. En algunas partes del país, se superó por mucho el promedio mensual de abril, adicionalmente, el ambiente se refrescó», anunció el representante de la Unión Agrícolas Regional del Norte de Tamaulipas (UARNT), Juan Manuel Salinas.

En Tamaulipas esta lluvia trajo esperanza a los productores de sorgo, maíz, algodón, trigo y soya que integran en el ciclo agrícola Otoño-Invierno 2021-2022.

LA MAYOR SIEMBRA ES DE SORGO

Informó que del total de las hectáreas sembradas 673 mil 063 corresponden al sorgo, producto donde Tamaulipas se ha destacado como productor a nivel nacional.

«Son puras bendiciones para nuestra actividad agrícola ya que esto nos va a permitir continuar con buena humedad para el desarrollo del cultivo del sorgo», declaró.

Destacó que las precipitaciones favorecieron las actividades primarias ante la fuerte sequía que se ha registrado y que en los últimos meses han provocado siniestros totales.

«Además estas lluvias serán de gran beneficio para los pastos establecidos en los ranchos ganaderos y permitirán reabastecer los acuíferos», agregó.

CONAGUA LOS DEJÓ SIN RIEGO

El representante de la UARNT, señaló que debido a que la Comisión Nacional de Agua (Conagua) dejó sin riego al distrito 025, en Tamaulipas hay 700 mil hectáreas que dependerán del agua de lluvia.

«Es una gran bendición ya que a las 500 mil hectáreas de temporal le agregamos las 200 mil hectáreas del distrito de riego número 025 Bajo Río Bravo que para este ciclo agrícola Otoño Invierno 2021-2022 que Conagua no autorizó un plan de riego», señaló,

«Por lo tanto existen 700 mil hectáreas bajo condiciones de temporal y que los cultivos dependen al 100 % del agua de lluvias», sostuvo.

La falta de lluvia en Tamaulipas orilló a que algunos productores desistieran de sembrar sus tierras en el ciclo agrícola Otoño-Invierno 2021-2022 por lo que quedaron 45 mil 182 hectáreas sin cultivo.

SE ACUMULARON HASTA 5 PULGADAS DE LLUVIA

Precisó que productores agrícolas informaron que este frente frío dejó en el norte de Tamaulipas una acumulación de agua de 1.5 a 5 pulgadas de agua, lo que les permitirá trabajar en los campos de sorgo.

«En Río Bravo se registró 1.5 pulgadas de agua, en el municipio de San Fernando en el parea del rancho San José se registraron hasta 5 pulgadas de agua, el municipio de Matamoros se registraron de 1.8 hasta 4.2 de pulgadas, en el municipio de Reynosa fueron 3 pulgadas», puntualizó. (www.elsoldetampico.com.mx)