Madero, Tamaulipas.- Tal situación se registró en el hospital Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social de Madero, en el cual mandaron al crematorio un cuerpo que no era y ahora su familia exige justicia.

La persona incinerada erróneamente era el señor Evaristo S. de 83 años de edad quien padecía de cáncer en el hígado. Su hija Angélica S. explicó que al filo de las 23:30 horas al acudir a recoger el cuerpo de su padre quien había perdido la vida por un infarto, el personal del seguro les dijo primeramente que no lo encontraban.

Declaró la mujer que le dieron a conocer que se “habían equivocado y habían entregado el cuerpo a la funeraria, sin embargo el cuerpo de un joven con covid el cual tenía que ser incinerado ahí lo tenían, esa fue la equivocación”.

Desafortunadamente, para esa hora el cadáver del señor ya había sido incinerado sin la autorización de algún familiar. Ahora quieren entregarles las cenizas pero su familia se rehúsa a recibirlas ya que señalan se trató de una negligencia, además de que no saben si en realidad se trate de él. (www.monitorexpresso.com)