Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con una caminata que comenzó en la plaza Hidalgo ubicada en la zona centro de la capital Tamaulipeca y terminó en las escalinatas del Palacio de gobierno del estado, en la plaza Juárez, la madre de una menor de 4 años de edad acompañada por cientos de ciudadanos exigieron justicia y un castigo ejemplar para el agresor sexual de la infante.

Y es que la pequeña de tan solo 4 años de edad presentó manchas de sangre en su ropa interior el pasado jueves 2 de junio, por lo que su madre al percatarse de la situación decidió acudir al Hospital Infantil, donde le confirmaron que había indicios de que fue violada.

Inmediatamente la madre presentó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de Justicia del estado contra quien resulte responsable.

Sin embargo, las autoridades no han podido crear una carpeta de investigación, ni obtener órdenes de aprehensión, aun y cuando hay dos personas señaladas como presuntos culpables.

El abuso infantil ocurrió en el interior de su escuela ubicada en el 20 Allende y Bravo, International College.

El director, así como un conserje de la institución educativa antes mencionada, son señalados como posibles responsables, ya que los rasgos de estos coinciden con los datos que proporcionó la niña de su abusador sexual.

“Lo único que quiero es que se esclarezca todo esto, porque las investigaciones tomaron ya otro rumbo y no estamos de acuerdo”, pidió la madre de la menor.

El director de dicha escuela, señalaron en grupos de redes sociales, podría quedar descartado de esta situación, pues se presume tiene preferencias sexuales distintas.

«La niña menciona que es un gordo pelos que se mete a la escuela».

Los manifestantes dijeron que en este lamentable caso no solo está fallando la Fiscalía «están fallando la Secretaría de Educación de Tamaulipas, el Sistema DIF Tamaulipas y todo el entramado institucional encargado de garantizar la protección de las niñas, niños y adolescentes en Tamaulipas».

Por lo que aseguraron que en Tamaulipas los violadores andan impunes por las calles, poniendo en riesgo a más niños y niñas.

«Pero eso si, Irving Barrios, Karla De Leija y Manuel Rodríguez Altamirano posan muy contentos en eventos donde hablan de los derechos de niños, niñas y adolescentes presumiendo que Tamaulipas es un paraíso libre de crimen». (www.elcinco.mx)