Matamoros, Tamaulipas.- Un niño que presuntamente tomó una bebida energética cayó en coma y ahora está muy grave en el hospital. El caso se presentó en Matamoros, Tamaulipas.

Desde la noche del sábado el pequeño Francisco, de 6 años de edad, está inconsciente, su familia asegura que fue tras ingerir una bebida energética.

“Ese sábado él estaba en Las Brisas, en la casa de la otra abuela y tomó un vaso de esa bebida por lo que se comenzó a sentir mal y se tuvieron que regresar, en el camino empeoró, lo trajeron aquí al hospital y los doctores dijeron que estaba intoxicado, que puede tener muerte cerebral, por eso necesitamos otro estudio”.

María Guadalupe Jaime, abuela del menor, no puede creer cómo el niño está intubado y sin reaccionar en una cama del Hospital Alfredo Pumarejo.

“El Monster era de un primo de él, se le hizo fácil agarrar un vasito y ya pasó esto, pero le estamos pidiendo mucho a Dios que lo proteja por eso si la gente nos quiere apoyar con oración o con algo de dinero lo agradecemos de corazón”.

Explicó que su hija es madre soltera y no se encuentra trabajando, desde el sábado ha permanecido al pie de la cama esperando a que por fin reaccione el menor.

“Pero con los resultados de los estudios si continúa así los doctores están comentando que se tendría que llevar a Monterrey o a Victoria”.

Quien desee apoyar a esta familia puede depositar a la cuenta 4152313621852503 de cuenta BBVA o dialogar con ellos en las afueras del nosocomio. (www.milenio.com)