Nueva Zelanda registró 16 días sin transmisiones de coronavirus, lo que podría llevar al primer nivel de alerta, el menor con el que se puede contar en una pandemia.

Ante la disminución de contagios, la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern indicó la semana pasada que su gabinete evaluará entrar en esta fase de la crisis sanitaria.

Pese a que Nueva Zelanda ha eliminado gran parte de las restricciones, incluidas las medidas de distanciamiento social, en esta nueva fase el movimiento en el interior estará permitido, sin embargo, seguirán cerradas las entradas de personas provenientes de otros países.

La mandataria indicó que es su deseo reabrir actividades lo antes posible, y adelantó que habrá un periodo de evaluación ante posibles rebrotes del coronavirus, que suma mil 504 personas contagiadas en el archipiélago y terminado con la vida de 22 personas, informó Radio New Zealand (RNZ).

Al momento se han removido las restricciones a bares, para el lunes tendremos una evaluación sobre si eso puede conducir a más transmisiones”.

“Mientras sigamos viendo los resultados que se han dado hasta ahora, entonces moverse al estado de alerta uno es una posibilidad. Si registramos casos en nuestras fronteras eso tampoco habría de detener nuestro progreso porque se trata, por supuesto, de individuos en aislamiento”, aseguró Ardern.

Australia y Nueva Zelanda aplazan apertura de sus fronteras

Septiembre es una fecha «realista» para iniciar la «burbuja aérea» entre Australia y Nueva Zelanda y reanudar los vuelos entre ambos países, cuyas fronteras se cerraron por la pandemia de COVID-19, dijo la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.

Septiembre es una fecha realista, pero no estoy dando detalles específicos sobre la fecha. Como es sabido, el primer ministro Morrison, de Australia, y yo tenemos muchas ganas de ver avances en la apertura de nuestras fronteras lo más pronto posible y de forma segura».

“Estamos diciendo que los viajes a Nueva Zelanda comenzarán definitivamente el 1 de julio y a partir del 10 de septiembre podremos considerar si se pueden abrir otras burbujas», sostuvo el presidente de la Cámara Australiana de Comercio y Turismo, John Hart.

Sin embargo, dicho cronograma, que además pretende incluir a los países del Pacífico, no es más que una sugerencia, dado que corresponde a los gobiernos de ambos países decidir cuándo reabrir sus fronteras comunes, que cerraron a finales de marzo por la pandemia. (Unotv.com)