Tamaulipas.- El decreto implementado por la autoridad federal para minimizar la movilidad y prevenir nuevos contagios de COVID-19, frenará el repunte económico que presentaba el rubro restaurantero en la frontera.

Previo a entrar a semáforo epidemiológico color rojo, los restaurantes locales registraban un aumento en el servicio mensual de hasta el 15 por ciento, según lo detalló Carlos Arteaga Ríos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.

Será después del 15 de enero cuando se actualice el decreto para conocer si se reducen las restricciones o continúan con capacidad al 50 por ciento y cierre de negocios a las 23:00 horas.

«Un poco presionados respecto a estos cambios ya que a partir del día 1 de enero entro el nuevo decreto que dura 15 días», dijo Carlos Arteaga Ríos, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.

Recalcó que, son respetuosos y responsables al apegarse a los lineamientos del decreto para frenar la curva de contagios.

Estamos consientes de que tenemos que cerrar a estas horas y tenemos que seguir con todos los protocolos como en los meses pasados», finalizó. (www.posta.com.mx)