Tamaulipas.- Padres de familia y directores de escuela, decidirán si un alumno repite o no año, en caso de tener bajo aprovechamiento qué amerite tomar esa decisión.

Esos casos son resultados del rezago educativo producido por la pandemia, que aunque no existe un números particular sobre este tema, la SET tiene conocimiento sobre distintos casos, dijo Mario Gómez Monroy, secretario de Educación en Tamaulipas.

Esto se trató con titulares de cada escuela, por lo que ya se realiza una coordinación entre padres y maestros.

Explicó que ya no hay “no reprobados” como se manejó en caso toda la pandemia, sino que el alumno repetirá el año si no realizó actividad alguna o contacto a su maestro en el tiempo de clases a distancia.

“Se les está dejando a directores para que platiquen con los padres para ver, si un niño de plano no tuvo contacto con sus maestros pues no tiene caso que avance más, porque regularizarlo sería muy difícil.

Eso es asunto de cada padre de familia y de platicarlo con cada directivo”, dijo.

Por ahora, se están aplicando cursos de reforzamiento para aquellos que se hayan detectado con retraso en su aprovechamiento.

“La idea es que trabaje con programas remediales para niños que vayan mas atrasados y se trate de llevarlos al mismo nivel que los demás”.

Las matemáticas es la materia que más batallan los alumnos, principalmente de educación básica.

El rezago es consecuencia de la falta de recursos en muchas familias tamaulipecas, ya que si no había para pagar servicio de Internet, no había posibilidad que los pequeños tomen clases.

Eso se fue combatido en zonas rurales por la SET, con maestros que viajaban hasta esas comunidades donde había una conexión deficiente o no había para pagarla. (expreso.press)