Tamaulipas.- Como un secreto a voces, la situación en las ciudades fronterizas en Tamaulipas y la desaparición forzada están a la orden. Es un tema que todos saben pero que, a menos que sea un caso público grande, no se habla al respecto ni se toma en cuenta en la agenda pública o política.

Un reflejo de esto se puede ver claramente en el film “Sin señas particulares”, que describe a la perfección la situación que se vive, desde querer vivir el sueño americano, hasta el dolor de las familias cuando no saben de sus seres queridos que se fueron en busca de una nueva oportunidad fuera del país.

‘Sin señas particulares’, es un largometraje de Fernanda Valadez, la cineasta debutó con 15 nominaciones al Ariel, un récord para un filme cuya intención es exponer la brutalidad de la violencia en México que “no es nota roja, sino crisis social”; pone al público en los zapatos de la madre de un desaparecido.

El rostro de esta historia es Magdalena (Mercedes Hernández), una mujer que ve partir a su hijo sobre un autobús rumbo a Estados Unidos con la promesa de encontrar trabajo y una mejor vida. Él nunca llegó a su destino y ahora ella va en su búsqueda.

¿El escenario perfecto para el desarrollo de esta historia? Tamaulipas, pese a que la historia da inicio en Guadalajara, toda la trama se desenvuelve en el territorio tamaulipeco, no es una decisión al azar, es muy intencional, debido a esta crisis social que se presenta casi a diario. (www.msn.com)