Tamaulipas.- El Partido Acción Nacional (PAN), impulsa una iniciativa de decreto para crear una Ley de Voluntad Anticipada, que permita a los enfermos en fase terminal, decidir por ellos mismos el tipo de tratamiento médico que desea recibir.

La acción legislativa promovida por el diputado, Edmundo Marón Manzur, fue recibida este martes, por la Diputación Permanente, para ser analizada y dictaminada.

En la exposición de motivos, Marón consideró impostergable que en Tamaulipas se expida un instrumento que contribuya a garantizar el ejercicio de los derechos de los enfermos en fase terminal, pues son cada vez más los individuos que quieren asegurarse de que en la etapa final de su vida, se respeten sus decisiones sobre los tratamientos que desearían recibir para tener una muerte digna.

“De eso se trata esta iniciativa, de crear una ley de voluntad anticipada para enfermos en fase terminal, para que ellos mismos decidan de forma previa el tipo de atenciones médicas que desean recibir en caso de encontrarse en ese supuesto, y si así lo deciden se les otorgue únicamente tratamientos paliativos, es decir, aquellos que no adelantan ni retrasan el fin de su existencia y que tienen por objeto anular el dolor o bien, que éste se vuelva tolerable en el lecho de muerte de una persona” mencionó.

Dijo que la Ley de Voluntad Anticipada da la posibilidad a los enfermos desahuciados -si es su voluntad- de que en la etapa terminal de su vida, se les administren medicamentos únicamente para mitigar el dolor y no sufrir, en lugar de ser sometidos a quimioterapias, medicamentos agresivos y tratamientos médicos que buscan solo alargar su vida lo más posible, siendo que en realidad, en la mayoría de los casos, solo alargan su dolorosa agonía y el sufrimiento de su familia.

Aclaró que, no se trata de legalizar la eutanasia, porque lo único que se busca es que la persona tenga una muerte digna, que va más allá de una simple decisión de ayudar a la persona a morir como se maneja en el concepto de la eutanasia.

“En el presente proyecto, la muerte digna tiene como premisa la posibilidad de elegir a cuales terapias someterse, de rechazar sufrimientos inútiles e insoportables para el paciente, o bien, si curar no es posible, entonces apelar al deber del personal médico para que proporcione cuidados paliativos y asegurar con ello la serenidad de la persona para que no sufra en el umbral de su inevitable muerte” reiteró.

Refirió que, en base a ello, es momento de abrirle la puerta a esta opción jurídica en la legislación de Tamaulipas, para continuar garantizando de la mejor manera posible los derechos humanos en beneficio de la dignidad y autonomía de las personas, sobre todo de las más vulnerables como es el caso de esta iniciativa. (eldiariomx.com)