Tamaulipas.- Se estima que en los últimos 8 meses se ha incrementado hasta un 30% los casos de abuso sexual contra mujeres adolescentes en Tampico, Madero y Altamira, lo que se asocia como uno de los efectos negativos que deja la pandemia por Covid-19 entre la población.

Nury Romero Santiago de la Colectiva Feminista Tamaulipeca, dijo que la violencia sexual ha ido en aumento, principalmente por dos factores, el desempleo que ha generado una ola de robo en hogares con alto grado de violencia y el confinamiento social, en donde el abusador, tiene dominio sobre su víctima.

“Han crecido, podemos hablar de un 30% ha aumentado, es una parte de la pandemia y en otra, la falta de empleo, porque entran, roban y violan” dijo Romero Santiago, explicó que la mayoría de los ataques son contra mujeres jóvenes, la edad predominante fluctúa entre los 18 a 28 años.

“Se realizan las denuncias, pero no contamos con autoridades que quieran ejecutar las leyes que ya existen, tenemos el caso de una persona detenida por homicidio y cometió una violación y lo liberó de este delito, porque las pruebas no le fueron suficientes, no tenemos autoridades para ejecutar las leyes que ya existen”.

A pesar de ello, enfatizó que se emiten las denuncias correspondientes, sin embargo, agregó que la Policía Estatal, al acudir al llamado de las víctimas, no les brindan la protección ni confianza necesaria a las mujeres.

Compartiendo un caso de hace 8 días, en donde dijo que el oficial “la estuvo cuestionando, al grado, que la víctima le dijo– no me cree lo que le estoy diciendo-, le decían que si se pensaba ir de la ciudad, en ningún momento la hizo sentirse segura para poder realizar una denuncia”. (www.elsoldetampico.com.mx)