Tamaulipas.- El Gobierno federal redujo los apoyos al campo de Tamaulipas en seis mil millones de pesos, durante los últimos tres años, lo cual ha repercutido en una baja en la producción, agravada por la intensa sequía.

Ariel Longoria García, secretario de Desarrollo Rural del Estado, mencionó que se viene de años muy difíciles debido a la falta de apoyos para incrementar la producción y aunado a ello, se tiene una intensa sequía la cual ha provocado pérdidas de hasta un 40 porciento en la producción.

Apuntó que entre Procampo, Progan, seguro catastrófico y otros apoyos, un promedio de dos mil millones de pesos anuales son los que se han dejado de recibir de la Federación en Tamaulipas para el campo, por lo que se está enfrentando una situación complicada.

Insistió en que es necesario desarrollar estrategias que permitan desarrollar estrategias a fin de poder enfrentar el problema de la sequía, cuya gravedad ha aumentado.

En ese sentido, destacó la necesidad de tomar medidas para un aprovechamiento óptimo del agua en la agricultura y ganadería y evitar su desperdicio el cual no se puede permitir ante la escasez del vital líquido.

Apuntó que Tamaulipas cuenta con cinco millones de hectáreas dedicadas a la ganadería y millón y medio de hectáreas destinadas a la agricultura, por lo que el recurso del agua es una prioridad, pero también contar con apoyos para sostener la producción y atender la demanda de alimentos básicos.

Señaló que el problema del agua es una prioridad que se debe atender, pero también se requieren de apoyos económicos para el sostenimiento e incremento de la producción agropecuaria. (heraldodemexico.com.mx)