Río Bravo, Tamaulipas.- Elementos de la Sedena y policías estatales arribaron a un Jardín de Niños ubicado en el fraccionamiento Azteca el mediodía de hoy cuando les reportaron material explosivo y equipo balístico que fue encontrado disperso en los patios del plantel.

De acuerdo con El Mañana este hecho causó pánico entre las madres de los pequeños y las maestras del kínder.

El kínder es el CAIC de ciudad Río Bravo, los elementos castrenses realizaron el retiro de los artefactos que representaban una amenaza.

Por fortuna no se registraron lesionados, pero trascendió que tres personas fueron detenidas. (Debate.com.mx)