Matamoros, Tamaulipas.- Tal y como esperaban los comerciantes y usuarios de los puentes internacionales, al concluir el festejo del Día de Acción de Gracias las largas filas en los puentes internacionales entre Tamaulipas y Texas crecieron a la par del interés por hacer compras navideñas.

Las que aún no se cumplen son las expectativas de los comerciantes Del Valle del Sur de Texas de la oleada de clientes mexicanos que los lleven a una recuperación tras 20 meses de cierre de la frontera terrestre.

Sin embargo los que llegan son un respiro para el afectado comercio texano que tras la pandemia vio cerrar decenas de cortinas para siempre. Las plazas Mall y los outlets son los que reciben el mayor número de clientes, de Tamaulipas, Nuevo León y de estados tan lejanos como Chiapas llegan esos consumidores quizá no en los números esperados pero si más que en los últimos meses.

Abraham Rodríguez Padrón, director de la Federación de Cámaras de Comercio afirmó que el Buen Fin que se celebró apenas dos días después de la apertura de los puentes internacionales fue exitoso en la frontera ya que las familias tuvieron muchos meses para ver las bondades de comprar en casa.

COMPRAS DECEMBRINAS

Los consumidores de la frontera de Tamaulipas y de las ciudades del noreste que acudían de forma regular a los Estados Unidos para hacer compras en los diferentes comercios del Valle de Texas tuvieron que esperar muchos meses para poder adquirir mercancías que aun cuando se abrió un nuevo sector comercial en el lado mexicano no encontraban.

Martha González, residente de Matamoros comenta que algunas mercancías que adquiría regularmente en Brownsville las encontró en el lado mexicano, quizá de otra marca pero cubrieron sus necesidades, sin embargo por lo menos la ropa y los zapatos espero hasta que abrieron las fronteras para acudir a las tiendas americanas y buscar lo que le faltaba.

“La verdad es que es muy difícil encontrar algo allá-Matamorosde mi talla y los zapatos igual, por más que buscaba no encontraba, así que una vez que abrieron la frontera en la primera oportunidad cruce”, comento mientras recorría los pasillos del Sunrise Mall buscando las mercancías.

Según Alejandro, trabajador de una de las tiendas de ropa juvenil de las marcas con mayor demanda comenta que desde el primer fin de semana de la apertura de los puentes internacionales comenzó a ver más clientes mexicanos, los que aumentaron en los últimos días, precisamente pasando el Dia de Acción de Gracias, es decir el Viernes Negro.

“Tuvimos muchas ofertas del Black Friday así que hubo mucha gente, lo que si notamos fue más presencia de mexicanos, desde el Covid no teníamos de esos clientes”, explica. Lo que comenta Alejandro, se confirma en el estacionamiento de los Outlets en Mercedes, Texas, donde aun entre semana se pueden observar vehículos con placas de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Ciudad de México y Chiapas entre otras entidades, claro la mayoría son de Tamaulipas.

Tiendas como Coach, Aeropostale, Michel Kors, Adidas, Carter, American Eagles y Tommy tenían gran actividad pues además de las ofertas que ofrecen, la cercanía de la temporada navideña provoca más compras.

NO HUBO FUGAS

De acuerdo a la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas los consumidores mexicanos acuden a los negocios de Estados Unidos a ver mercancías y comparar precios ya que tras 20 meses del cierre de la frontera se encontraron con costos mayores.

Abraham Rodríguez Padrón, director de la Fecanaco los resultados del Buen Fin a pesar de la pandemia fueron por demás positivos, pues participaron por lo menos 3900 negocios y prestadores de servicios, con ventas de 1300 millones de pesos en promedio, lo que represento entre un 15 y un 25 por ciento de incremento de ventas.

En lo que se refiere a la comparación del Buen Fin con el Viernes Negro explico que los fronterizos se acostumbraron a comprar en el país, pero aun cuando hubo un cruce mayor de personas a los Estados Unidos, no se pueden comparar las compras con las del pasado.

“Ahora tenemos una situación diferente, las personas se acostumbraron a comprar en México, por eso al hacer la comparación con las mercancías que hay en Estados Unidos, prefieren quedarse en casa”, preciso. (expreso.press)