Altamira, Tamaulipas.- Al no haber escurrimiento de agua de parte del río de Guayalejo que alimenta al sistema lagunario es que se han presentado severas sequías en las principales lagunas de Altamira, advirtió Sergio Jiménez Hernández.

El especialista y maestro investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, agregó que la temporada de sequía debería haber terminado al entrar mayo, pero posiblemente se extienda un mes más.

“El período de sequía debería determinar a principios de mayo, pero como no ha llovido se está extendiendo, además de que se está extrayendo más agua de la que se recibe por las fugas en el dique y porque a diario se extraen siete metros cúbicos de agua por segundo, para uso de la población y sectores económicos”.

En ese sentido, el especialista señaló que la salinidad del agua afecta el consumo humano ya que no es apta y para la industria.

Jiménez Hernández destacó que en este momento no se está escurriendo ni dos metros cúbicos por segundo de agua, debido a que hay un déficit, que se junta con la temporada se sequía y el ingreso de agua marina.

Explicó el especialista que se está tornando el clima de semitropical a semiárido en esta región.

Advirtió que los pronósticos inmediatos para esta zona del país es escasez de lluvia y aunque viene una temporada intensa de huracanes no se asegura que bañe las cuencas que sería lo ideal.

“El papel de los huracanes extraer agua el continente, pero con estos cambios en el clima se están desviando y no llegan hasta acá, si va a llover fuerte aquí será hasta junio”, explicó. (eldiariodevictoria.com)