Tamaulipas.- El tema del trasvase del agua de Nuevo León a Tamaulipas es estrictamente federal, por lo que no es posible modificar un acuerdo que data de 1966, afirmó el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Luego de las declaraciones del mandatario de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda sobre que ya existía un acuerdo para no trasvasar la misma cantidad de agua a Tamaulipas, García Cabeza de Vaca recordó que además de que esta decisión corresponde a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se requiere de la anuencia del Ejecutivo (Tamaulipas), lo que no ocurrirá, «mientras yo sea gobernador».

Recientemente, también el Director del Director General del Organismo de Cuenca Río Bravo de la Comisión Nacional del Agua (CNA), Luis Carlos Alatorre Cejudo, explicó que el Acuerdo de 1966, establece los niveles y almacenamientos, así como los escenarios en los que los trasvases de la presa El Cuchillo en Nuevo León a la Marte R. Gómez en Tamaulipas, deben hacerse, por lo que no existe intención de modificar dicho acuerdo, mismo que está, «mucho más allá de cualquier decisión política institucional».

Según el Acuerdo, se estableció que en octubre, si la presa tamaulipeca Marte R. Gómez está por debajo de los 700 millones de metros cúbicos (Mm3) de agua y la presa de Nuevo León, El Cuchillo tiene más de 315 Mm³, entonces se deberá enviar el excedente hasta completarle al vecino estado ese nivel.

El gobernador de Tamaulipas, comentó que el gobierno de Nuevo León, debería retomar el proyecto del Acueducto 6, (Monterrey 6) que consistía en llevar el agua del Río Pánuco a esa entidad.

«Si es costoso, pero es más costoso no tener agua; es agua que se va directamente al mar, hay esa capacidad porque una parte se desperdicia y se va al mar».

Incluso, agregó que una obra hidráulica de ese calado, beneficiaría a Tamaulipas, pues una parte del agua que se transporte, se puede aprovechar en el estado.

«Si con eso se resuelve el problema de Nuevo León, qué bueno, pues es agua que se está tirando, seríamos muy egoístas en no apoyar un proyecto de esa naturaleza, siempre y cuando, en la conducción del mismo, también le dejaran agua, por ejemplo a la ciudad de Victoria, dejaran una reserva en San Fernando o algún lugar por donde va pasando, eso sería parte de un convenio», dijo. (www.posta.com.mx)