Tamaulipas.- La siembra de aguacate en Tamaulipas, podría ser la salvación de citricultores y agricultores de diversos municipios, debido a la calidad que han conseguido productores de la región de El Carmen, quienes crearon una planta resistente a las altas temperaturas, adaptada a la altitud regional y resistente a las plagas,.

Hugo Pedro Ramos Reyes, representante de la empresa Tierra de Monte, dijo que es buena la calidad que se está produciendo en la región, la planta GA30.

Con esas semillas de aguacate lula con injerto hass se busca mejorar la calidad de las huertas de la entidad y de otros a donde se envía la planta.

El aguacate que se ha logrado producir en el Carmen, explicó, tiene la ventaja de ser resistente a las altas temperaturas que se registran en la región, además que están adaptados a producir a cierta altura de entre 400 a los 800 metros sobre el nivel del mar, mientras que otras plantaciones requieren de mayor altura y otro tipo de climas.

Dijo, se cuenta con un vivero donde se produce ese tipo de planta adaptada a las regiones de Tamaulipas, con lo cual se impulsará el cultivo en diversos municipios: como Gómez Farías, Padilla, Guémez, Jaumave, Altamira entre otros.

Actualmente se tiene la siembra de aguacate en Llera, que es una zona que puede detonar muy fuerte con la producción de este fruto, ya que cuenta con la ventaja que puede aprovechar el agua del río Guayalejo.

“Otros municipios que tienen características para el desarrollo de estas plantaciones son Gómez Farías y Ocampo, donde estaría excelente sembrar todo el territorio, ya que actualmente solo se tiene como producción de traspatio”.

Con la caída de la producción de cítricos que se ha registrado en años anteriores y el ataque de plagas como el Dragón Amarillo, la producción de aguacate se ve como la salvación para los productores.

“Ya se producen en el Carmen y la región de Guémez, aguacate como el Lula cuyos árboles llegan a producir hasta seis meses del año, lo que permite una buena entrada de recursos para productores, quienes a pesar de tener pocos árboles generan buen ingreso económico ya que la cosecha empieza en octubre y todavía en marzo del otro año se sigue dando este fruto”, dijo. (laverdad.com.mx)