Tamaulipas.- Tamaulipas se convierte en un estado pionero al aprobar la integración de un perito veterinario, a fin de hacer justicia a la violencia contra los animales.

Ricardo Cruz Haro, presidente de la Asociación de Abogados Ambientalista de México, que presentó en 2016 la iniciativa para que la fiscalía tomará en cuenta la visión de un especialista en caso de lesiones o muerte de algún animal.

«En 2016 presenté la iniciativa para que la procuraduría lo contemplara, y que ahora ya se consolidó, pero antes insistí en que fuera tomada por la Fiscalía, y tras aprobarse la ley orgánica, no contemplaron la figura de un veterinario, y en octubre de 2021 volví a tocar puertas, llevando está propuesta por escrito a la diputada Priscila Casandra de los Santos, y el fundamento es que en caso de un presunto responsable por lesiones o muerte de un animal, no habrá entonces manera de demostrar ante un juez de control que este animal murió por dicha violencia, y la prueba madre, es el peritaje», destacó.

Indicó que después de seis años de la propuesta en crear la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Ambientales, el Congreso de Tamaulipas lo aprobó.

“Nos dimos cuenta que era urgente crear este órgano, con los mismos recursos con que ya cuenta de Fiscalía, ya que no se trata de engordar el presupuesto ni crear elefantes blancos y es cuestión solamente de que se aporte capacitación a Agentes del Ministerio Públicoy agentes investigadores para esta unidad que propusimos hace seis años”, recalcó Cruz Haro.

Indicó además que el pasado 11 de Noviembre de 2021 en reunión de trabajo a favor de los animales a la que convocó la diputada local Priscila Casandra de los Santos, abogados ambientalistas propusieron estás modificaciones a la reciente Ley Orgánica de la ahora Fiscalía General de Justicia del Estado toda vez que el listado de peritos que contiene omite el de médico veterinario zootecnista, herramienta imprescindible para acreditar la existencia del hecho punible en el delito.

“No es posible sancionar si se carece de datos y elementos de prueba en el panorama del nuevo Sistema Penal Acusatorio y Oral, por lo que las conductas que se describen como delito por maltrato a los animales tienden a la impunidad”, sentenció.

Insistió que es un reclamo social impostergable ante las múltiples denuncias que descansan en los archivos de las Unidades de Investigación de todo el Estado sin que se tengan avances en las indagatorias, y que el compromiso moral de intervenir desde el momento que es delito el maltrato y crueldad a los animales en Tamaulipas, con sanciones que van de dos meses a dos años de prisión. (www.msn.com)