Tamaulipas.- Más de 1 millón 500 mil habitantes que viven en 10 municipios ubicados en la frontera norte de Tamaulipas, corren el riesgo de quedarse sin agua este 2022 por la sequía.

Esta contingencia ha obligado a las autoridades de la Comisión Nacional del Agua a tomar medidas de emergencia, como realizar el trasvase de 103.6 millones de metros cúbicos de la presa la Amistad a la Falcón.

El Comité Técnico de Operaciones de Obras Hidráulicas, tomó ese acuerdo luego de realizar un análisis a través de personal de la CONAGUA, que consideraron que era urgente ese trasvase para garantizar el abasto para uso público urbano de los municipios de Nuevo Laredo, Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros.

En en el primer minuto del primero de marzo se abrirán las compuertas de la presa internacional “La Amistad”, ubicada en el estado de Coahuila, para permitir el desfogue de 40 metros cúbicos por segundo, que serán enviados a la presa internacional “Falcón”, ubicada en el municipio de Guerrero, Tamaulipas.

Cabe citar que la presa Falcón, tiene uno de sus niveles más bajos de captación de agua, por la sequía que registra la cuenca del Río Bravo.

Esa presa internacional tiene actualmente 16 por ciento de nivel, pero , sus aguas son compartidas con Estados Unidos, por lo que sólo el 6 por ciento son aguas mexicanas.

Esto representa que México sólo cuenta con 82.4 millones de metros cúbicos, cuya reserva solo alcanza para atender la demanda de agua en la región fronteriza por un mes y medio aproximadamente, lo que obligó a las autoridades de la CONAGUA a realizar el trasvase.

Trasvase no los salvará de la sed
Los 10 municipios de la frontera norte de Tamaulipas, a pesar de recibir el trasvase de agua de la presa La Amistad a la Falcón, aún no se salvarían de sufrir de sed en lo que resta del 2022, luego que esta región requiere poco más de 300 millones de metros cúbicos de agua al año para atender la demanda del uso público urbano.

Con ese trasvase la región fronteriza sólo tendría agua hasta el mes septiembre, por lo que de no registrarse lluvias suficientes que permitan captar más agua en las presas internacionales, pondría en riesgo a la población. (expreso.press)