Tamaulipas.- A pesar de que la población en México vive una situación económica complicada, los negocios del centro histórico de Matamoros se sostienen gracias a la visita de gente de Estados Unidos.

Miguel Ángel Caballero, presidente de los comerciantes establecidos de la zona peatonal, comentó que debido a que bajaron los casos de COVID-19, han llegado más compradores a ese sector tanto locales como Del Valle de Texas.

«Esperamos que se incrementen las ventas durante la Semana Santa, ya que es casi un hecho que todo volverá a la normalidad como hasta antes de las restricciones por la pandemia», dijo.

Señaló que no solo se verá beneficiado en comercio de la zona centro, sino todos en general, ya que mucha gente llega de fuera a visitar la playa Bagdad y aprovechan para hacer compras.

Por lo pronto se vislumbra un panorama más alargador para el comercio en general en esta frontera, ya que las restricciones por COVID-19 prácticamente terminaron. (www.posta.com.mx)