Tamaulipas.- El anuncio de la firma estadounidense Citigroup sobre la venta de su marca Banamex ha encendido los focos de alerta entre usuarios de Tamaulipas, ya que es poca la información que existe sobre qué es lo que pasará con sus cuentahabientes.

Esto debido a que la oferta de la marca internacional incluye sucursales, Afore, aseguradora, negocio de tarjetas de débito y crédito, asegurando que pese a la decisión sus clientes no se verán afectados.

Citi reveló que mantendrá solo sus negocios de mercados, casa de bolsa y banca privada, deshaciéndose de la banca comercial y afores.

Citibanamex cuenta con 39 sucursales en Tamaulipas, donde los municipios que más registra presencia es Reynosa y Tampico, con 10 y ocho unidades, respectivamente.

Le sigue Matamoros donde cuenta con seis sucursales; Nuevo Laredo con cinco; Ciudad Madero y Ciudad Victoria con tres, respectivamente; así como una sola sucursal en los municipios de Altamira, El Mante, Río Bravo y Valle Hermoso con una abultada cartera de clientes que hoy no saben con certeza que destino les espera.

PONE EN DUDA CERTIDUMBRE DE BANAMEX

Para la iniciativa privada, este anuncio pone en duda la certidumbre de la inversión en el país y manda un mensaje que no beneficia a la imagen del país.

“Nos preocupa mucho el impacto que puede tener que una empresa tan grande como Banamex se vaya del mercado bancario en México, lo que puede ser interpretado como una falta de confianza en la economía mexicana o en el gobierno, y que pueda ser el inicio de otras empresas que quieran cerrar o abandonar el país”, comentó Cristian Pérez, secretario técnico y asesor jurídico de la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas.

Destacó que, si bien la pandemia ha afectado a todas las empresas en el mundo, las operaciones bancarias se hacen cada vez más por vía electrónica.

“No vemos que los bancos se hayan visto tan afectados, es cierto que cerraron sucursales y recortaron personal, pero siguen teniendo clientes que se manejan por la vía electrónica”, refirió

Advirtió que el mensaje que se manda es que pueda ser el comienzo de una ola de empresas que no vean a México atractivo.

“Nos preocupa esa falta de confianza, porque cuando un banco está trabajando bien, no debe tomar esas decisiones, la señal es fuerte para la economía fronteriza y de Tamaulipas, hay incertidumbre de lo que vaya a suceder con esa cartera de clientes y de créditos”, apuntó.

PERO, ¿QUÉ PASARÁ CON LOS CLIENTES Y EMPLEADOS?

Aunque el mensaje de Citibanamex ha sido para apaciguar los ánimos de sus clientes mencionando que no habrá afectaciones a sus cuentahabientes la realidad es que quienes tienen contratos con la institución no sabe que es lo que parará con sus cuentas.

Al respecto el director corporativo de Desarrollo Institucional, Estudios Económicos y Comunicación de Citibanamex, esta puesta en venta de Banamex por parte de Citi no tendrá afectaciones para los colaboradores y para los clientes la operación del banco se mantiene.

“Los clientes van a seguir siendo atendidos normalmente, cotidianamente, sin que pase nada y es un objetivo prioritario para nosotros que nadie se vea afectado a sus operaciones normales”, detalló. (www.elsoldetampico.com.mx)