WhatsApp dio a conocer a principios de 2016, sin confirmar un día en concreto, que la aplicación de mensajería instantánea dejaría de funcionar en algunos modelos de teléfono a finales de año. Los que se aferraban a su vieja y fiel terminal tendrán que optar por renovarla o condenarse a un aislamiento seguro de la que es la app de mensajería más popular en mundo, publicó este jueves El País.

¿Por qué dejan de dar servicio a los celulares antiguos?

Los responsables de la aplicación que fue adquirida por Facebook justifican la medida debido a la falta de facilidades de estos equipos frente a “funciones futuras” que incorporaría la aplicación. Una de ellas fue lanzada este mismo año, la de las videollamadas, y es posible que muchos de estos equipos se vieran ya con problemas para permitir su uso.

Los celulares que quedarán obsoletos en el catálogo de WhatsApp serán las versiones 2.1 y 2.2 de Android, Windows Phone 7 y los iPhone 3GS y los que lleven iOS 6. Estos terminales se apagarían antes del fin de año, mientras que los propietarios de las BlackBerry (incluyendo BlackBerry 10), Nokia S40 y Symbian S60, tienen todavía un poco de oxígeno ya que WhatsApp estira su apagón al 30 de junio de 2017, informó el periódico español.

La medida tiene su lógica desde el punto de vista de optimización de servicios y desarrollo de la empresa, pero dejará fuera de juego a muchísimos usuarios en todo el planeta. ¿Qué se puede hacer? Realmente nada: o se adquiere un nuevo terminal compatible o se busca una alternativa para comunicarse, pero esto último en mercados como el español, donde WhatsApp es un gigante, resulta muy complicado.

La empresa ha señalado que no ha sido «una decisión fácil», pero que es la «correcta» para ofrecer un buen servicio: «Mirando hacia el futuro, queremos enfocar nuestros esfuerzos en plataformas móviles que la gran mayoría de la gente use». (http://diario.mx/)